¿Cómo aprendemos? PARTE I

Leyes del aprendizaje

Existen dos leyes que nos ayudan a pensar cómo funciona cualquier tipo de aprendizaje: la ley del efecto y la ley del ejercicio; básicamente tienen que ver con el feedback y la práctica.

La ley del efecto plantea que para moldear una conducta, e ir mejorando y corrigiendo un gesto técnico, es necesario percibir conscientemente el resultado/efecto de nuestro accionar. Que nosotros repitamos o no un comportamiento, va a depender del resultado que éste produjo en el ambiente. En todo sentido: si entro a un lugar y saludo con un gesto amable y una sonrisa y mi interlocutor me responde con un gesto similar, esto va a tender a que yo repita la amabilidad en mi próximo saludo, y viceversa. Deportivamente hablando: si estoy practicando tiros libres; al pegarle en determinado lugar a la pelota y con determinada fuerza, toma una trayectoria distinta a la que estoy buscando, voy a ajustar mi gesto técnico en función al resultado indeseado o poco preciso que alcancé en ese intento.

El resultado de mi accionar, me otorga un feedback que moldea mi conducta. Prestarle atención a este feedback me posibilita generar una modificación en mi comportamiento para obtener el efecto/resultado deseado. Es importante que este efecto alcanzado por mi conducta sea percibido de manera consciente para poder optimizar el rendimiento, aprovechar el tiempo y efectuar los ajustes necesarios para que el aprendizaje sea más preciso. Si no tenemos en cuenta este efecto, somos máquinas de emitir acciones sin pensar, sin percibir sus efectos, sin buscar mejorar en cada intento, etc.

En un segundo término, la ley del ejercicio pone el acento en el valor que tiene la práctica, la repetición para fijar el aprendizaje va a ser en proporción a la cantidad de veces que se haya repetido la asociación entre: determinada pegada con el resultado de la pelota entrando en la dirección deseada. La práctica genera consistencia.

Para que se produzca aprendizaje, es necesario que la ley del efecto acompañe a la ley del ejercicio.

Lic. Catalina Amutio