¿Por qué descalzo?

Una pregunta que me hace muy a menudo los entrenadores es:

  • Berni ¿Por qué los haces entrenar descalzos? Si en el deporte juegan con botines o zapatillas, ¿no será lógico que entrenen como juegan?

 Es un pensamiento bastante acertado y coherente, pero yo siempre respondo:

  • ¿Nosotros nacimos con zapatillas o descalzos?

 Y luego comienza un lindo intercambio de conceptos enriquecedores para ambos.

 Pero permítanme dedicarle esta nota para presentarles mi punto de vista sobre esto.

 El pie humano es un captor postural de nuestro cuerpo, a través de este contactamos con el piso, recibimos información de este y nos permite adaptarnos a las diferentes superficies, todo eso para mantener en bipedestación.

 La información que recibimos la realiza a través de receptores sensoriales, los conocidos Paccini, Ruffini, Golgi y terminaciones nerviosas libres nos dan anuncio sobre cambio de presión, vibración, calor y frio. 

 Pensemos que estos son los “buchones” del sistema nervioso central, le avisan todo lo que sucede en nuestro cuerpo. Paccini nos informa sobre cambios rápidos de presión y vibraciones. Ruffini lo mismo que Paccini pero en presiones prolongadas. Golgi por su parte sobre estiramientos rápidos y fuertes. Por ultimo las terminaciones nerviosas libres (a las cuales les falta estudio) nos informan sobre cambios de presión rápidos y prolongados. 

 Cuando más información obtengamos de estos, más sentido de la posición en el espacio.

 Ahora si pensamos en la adaptación a la superficie, esta se realiza a través de elementos activos y pasivos, si nos referimos a pasivos hablamos de huesos y ligamentos. Si hablamos de activos nos referimos a las cuatro capaz musculares que tenemos en la planta del pie.

 Me voy a detener un poco en los elementos activos. Podemos dividir al sistema activo en dos, músculos que tienen origen e inserción el pie (intrínsecos) y músculos que tienen origen en la pierna e inserción en el pie (extrínsecos). Generalmente la función de los intrínsecos, que es dar estabilidad al pie, esta disminuida, a veces en gran parte por el calzado. Esto lleva a los músculos extrínsecos, cuya función principal es actuar en la propulsión, a tener que ayudar a los intrínsecos, en consecuencia, va a disminuir su acción propulsora.

 A simple vista estas compensaciones no se ven, pero no esta de mas pensar en ellas, sobre todo cuando vemos un pie con dedos en garra, pie plano, pie cavo, etc.

 Volviendo a la razón de esta nota, si utilizamos zapatillas es lógico y hasta obvio pensar que los receptores tienen menos función, ya que menos es la información a la que son sometidos. También los músculos tendrían menos función activa, porque la zapatilla esta conteniendo el pie y asegurándose la comodidad de este. 

 Todo esto lo lleva a una sensación de bienestar, otorgado por menor función sensorial y muscular.

Prof. Bernardo Pérez Manetti